domingo, 6 de junio de 2010

Respondiendo la pregunta de Macri




El día viernes 4 de junio, salió publicado en algunos diarios que suelen apapachar a Mauricio Macri, una pregunta formulada por el jefe de gobierno que más ha escuchado a la gente, en especial a través del teléfono.
La pregunta era la siguiente:
“¿ Para que queremos los argentinos un submarino atómico?”
Yo le voy a responder a Macri utilizándolo como referente de todos aquellos que se hacen la misma pregunta.
En la década de los 50’s fuimos el 8vo país del mundo en contar con aviones a reacción fabricados y diseñados íntegramente en el país. También se fabricaron barcos y aviones a turbohélice y tanques y vehículos. Es decir, supimos tener una industria calificada que nos hacía autosuficientes, independizándonos en gran medida del resto del mundo industrializado.

Toda esta industria, no solo nos dio durante un buen tiempo esa ventaja que genera ser autosuficientes, sino que como un plus extraordinario generó empleos que requerían de mano de obra calificada, investigación y muchísimo moviendo económico girando en rededor de esta producción fabril.
Luego vinieron las épocas de entrega en sucesivos gobiernos militares y civiles que que produjeron la destrucción sistemática de nuestra industria calificada. Algo que conocemos sobradamente.
Entregaron nuestro culo y el proyecto Cóndor, desmantelaron la fabrica de aviones, destruyeron y vaciaron nuestros astilleros, mandaron a los científicos a lavar los platos y podría dar miles de ejemplos.
Con mucho esfuerzo y dedicación se están repatriando todos los científicos que emigraron espantados por la falta de laburo. Se recuperó la fábrica de aviones.
El Conicet tiene una participación histórica en la investigación.
Todas estas políticas sos un círculo virtuoso que nos llevan a recuperar el terreno perdido y generan mucho trabajo calificado, que es nada más y nada menos lo que ha permitido que los países desarrollados sean justamente eso, desarrollados.
Seguramente Macri sueña con que sigamos siendo la republiqueta bananera del primer centenario.
La razón por la que me entusiasma la posibilidad de que se lleven a adelante proyectos como crear nuestro propio submarino o barcos a propulsión nuclear, repotenciar y modernizar nuestros TAM, etc tiene que ver con muchas de la razones antes mencionadas.
Es necesario recuperar la industria en todos sus aspectos, entre ellos la industria militar.
Porque generan mucho laburo, movimiento económico y nos dan autonomía.
Porque revalorizamos nuestra materia gris, que gracias a Dios siempre tuvimos.
Porque incentivan la investigación y la educación como materia prima prioritaria para estos proyectos.
Porque es necesario ser autosuficientes en materia de defensa.
Mas temprano que tarde, las potencias vendrán por nuestros recursos estratégicos como el agua, por citar un ejemplo concreto, y tendremos que defenderlos. Este no es un tema menor y debemos tenerlo muy presente.






7 comentarios:

  1. Greta Romario dijo...

    ...¡Y qué pretendés, amigo! Si a Mauricio no le da, no le da...pobre!...
    Ni mentir sabe.

    ResponderEliminar
  2. Mejor, que siga hablando. Con esto ya se puso a toda la Armada Argentina en contra.

    ResponderEliminar
  3. Vos lo dijiste: fuimos pioneros tecnológicamente en la mitad del siglo pasado. Desarrollamos en forma autóctona -a modo de ejemplo- tecnología para la creación de agua pesada, ya que nadie te va a decir como hacerla, a lo sumo te la venden, si sos muy pero muy amigo.
    Es FUNDAMENTAL para una nación como la nuestra lograr total independencia tecnológica. Recursos y materia gris hay. Faltaba la decisión política que por suerte, estamos teniendo hoy día...

    ResponderEliminar
  4. Los mismos que se oponen a la fabricación de propulsores nucleares en el país son los que aceptaron parar el misil Condor II

    El Pro está ligado a la derecha israelí que seguramente no ve con buenos ojos que acá se fabriquen reactores con los lazos de amistad entre los gobiernos de Argentina y Venezuela.

    No es casual que un vocero y me niego a poner "ex" del ejército israelí esté en la Metropolitana, Alejandro Mellincovsky.

    ResponderEliminar
  5. Ya dijeron lo que yo opino, así que me doy el gusto: para ponertelo allá, Mauricio, para eso lo queremos...

    ResponderEliminar
  6. Argentina ha sido un gran país con autonomía política, tecnológica y científica durante muchos años, hacia los '90 todo esto fue vendido y entregado a estados unidos y demás potencias en un intento de mejorar el posicionamiento mundial generando "relaciones carnales"¿A dónde nos condujo esto? a la crisis del 2001 en la cual el modelo neoliberal que vendió al país, demostró su gran fracaso. No hay tiempo que perder para revertir esta situación, Argentina debe regresar a ser ese país autónomo que todos deseamos y en este sentido estamos encaminados desde el 2003, se deben mantener buenas relaciones con los vecinos latinoamericanos y continuar con el modelo populista. Mauricio Macri es la contra de todo este gran proceso y por lo tanto es la antítesis del progreso y la libertad de Argentina, este político falso que pretende gobernar la ciudad de buenos aires no tiene la capacidad suficiente ni para administrar una pequeña porción del país. Sus errores ponen de manifiesto el fracaso que es el PRO y la necesidad urgente para todo el pueblo argentino que esta agrupación desaparezca de una buena vez y para siempre del escenario político. Opiniones de este ser nefasto no deben influenciar en absoluto a la sociedad ya que no es mas que un millonario imposibilitado mentalmente para gobernar, conducir y llevar la nación al progreso.

    http://macrinova.blogspot.com/

    ResponderEliminar